CCE

CASA DE LA CULTURA ECUATORIANA

Si no podemos ser una potencia militar y económica, podemos ser una potencia cultural nutrida de nuestras más ricas tradiciones

Benjamín Carrión

Ecuador, martes 19 de septiembre del 2017

Publicaciones Casa de la Cultura Ecuatoriana

Poesía

Liminar

Alfredo Gangotena, poeta ecuatoriano que dejó una producción poética tanto en francés como en español, es hasta nuestros días poco conocido y no muy comentado. A su poesía se debe la existencia del pequeño e informal campo de los gangotenistas, personas obsesionadas con interpretaciones de sus versos inagotablemente para indagar en su misterio, la fuerza de su abstracción y su complejo andamiaje relacionado con las ciencias, la filosofía, la conciencia de la enfermedad.

Hacía tiempo me preguntaba cuándo será el momento en el que se enseñe Gangotena en las clases de literatura ecuatoriana en los colegios. Muchos pasamos (verbo en presente y pretérito simple) los años colegiales leyendo Huasipungo, Cumandá, los cuentos de Pablo Palacio. Muchas veces, César Dávila Andrade es mencionado o ignorado en los establecimientos educativos, pero se halla dentro de las antologías. Pocos imaginan al poeta desconocido que regresó al Ecuador en 1928 después de una permanencia de siete años en Francia y que se encontró con un mundo político e intelectual que iba tejiendo una literatura nacional que le era ajena. Alfredo Gangotena escribió, aproximadamente, entre 1916 y 1944. Empezó escribiendo en español bajo las marcas del modernismo, hacia 1922, viviendo en Francia, cambió al francés y escribió en esa lengua hasta los años treinta. Luego volvió al español, lengua en que escribió hasta su muerte. Gangotena se enfrentó a una incomprensión de su obra al no ser afín a sus contemporáneos ecuatorianos; no escribió a favor ni en contra del indigenismo, por ejemplo, ni fue un intelectual de izquierdas. Su poesía, fuera del marco, era propia a él, a un fascinante universo difícil de entender.

En otras palabras, lo que pasa y pasará con muchos lectores — al igual que conmigo hace cinco años—, al abrir por primera vez un libro de Gangotena, será que se pregunten quién es el poeta y rápidamente busquen en las primeras páginas su información biográfica. Pues Poesías, un esfuerzo de dos gangotenistas, Filoteo Samaniego y Gonzalo Escudero, es la traducción del francés al español de un conjunto de obras de Gangotena. No es frecuente encontrar la mención de la «traducción» y preguntarse por qué Gangotena escribió en francés. Es así como comienza el camino de muchos — incluyéndome— por los laberintos para descubrir al personaje bilingüe, al escritor «exiliado de los cánones de la literatura ecuatoriana» y al poeta que se expresaba a través de un «vivir-entre-dos».

En cuanto al bilingüismo y el proceso de adquisición de una lengua, quedarse con una simple explicación biográfica de Gangotena como el hijo de hacendados que viajó a educarse a Francia, como hacían las élites de América Latina, es un error, ya que tanto el francés como el español son para Gangotena una fuente de creación que va más allá del hecho de dominar otro idioma. La decisión y las razones que lo llevaron a escribir gran parte de su obra en otro idioma suelen conducir a un debate que pasa por argumentos como imputarle un proceso de aculturación inevitable, escribir en una lengua dominante, el francés en este caso, una enajenación y refutación de su origen, una rebelión contra el padre, pues en francés puede expresarse casi «en secreto». Las interpretaciones difieren, pero lo que impresiona más aún reside en una escritura que no pierde su grandeza de contenido ni su lirismo al cambiar de lengua. Sus poemas en los dos idiomas provocan una impresión contradictoria: por un lado está cierta incapacidad de penetrar en las palabras, y, a la vez, por otro lado, una seducción por los misterios presentes en esta poesía.

Una asociación relevante que hacemos con una lengua es la «identidad», tan necesaria para pertenecer a una literatura. Poco le interesó a Gangotena escribir y comprometerse a cuestionar la situación política del Ecuador, así como tampoco le interesó pertenecer a las vanguardias francesas. La «identidad nacional» persiguió a Gangotena, ocasionando que no figurase dentro de los cánones de la literatura nacional. El juego entre dos idiomas le significó una treta que dio como resultado a un poeta exiliado de la literatura ecuatoriana.

Para cada escritor, la adquisición de otra lengua además de la materna significa también una transformación y una confrontación. Por un lado tiene lugar una transformación, porque escribir en otra lengua es demandante. Por otro lado, está la confrontación, porque significa tener una posición frente a la nueva lengua ya que el viaje que la acompaña se manifiesta como un proceso de ruptura.

El «exilio literario» en Gangotena traza el horizonte de muchos de los que abordamos su obra. En su poema Crueldades, Gangotena nos dice: «aprendo la gramática de mi pensamiento solitario». Es inevitable el deseo de adentrarse en los versos para comprender una poesía que nos lleva en direcciones misteriosas y profundas. Un lector de Gangotena se encontrará con varios obstáculos, que van desde la incertidumbre de una poesía que se mantiene hermética hasta la sensación de no entenderla. A pesar de ello, el lector no deja de desear entrar en el «yo» de Gangotena. «Vivir-entre-dos» es para Gangotena vivir en el exilio interior, centrado en la necesidad de encontrar una exégesis del ser donde la persecución del misterio sea la constante.

Gangotena no tomó las modas literarias como una manera de insertarse en ellas, sino que adaptó las modas literarias a su estilo personal. La indefinición lingüística y cultural de esta poesía es una oportunidad para la reescritura, algo que caracterizaba a Gangotena, ya que «su constante afán de volver sobre su materia prima» era la prioridad para la creación poética. Es decir, Gangotena tenía la oportunidad de «re-escribir» su poesía en el dominio de los dos universos lingüísticos. «Vivir-entre-dos» fue una ventaja para el poeta ya que podía mecanografiarse repetidamente, corregirse, pulirse y transcribirse nuevamente.

Volverse un gangotenista requiere no solo de una comprensión de la obra del poeta, sino también de una disposición para analizar el ambiente literario, cultural y social que enfrentó el poeta. Los movimientos vanguardistas abundaban en París, el centro de irradiación de la cultura en aquel momento, y el realismo social en América Latina iba tomando forma y cada país del continente empezaba a mostrar un compromiso social en su producción literaria. Alejado de las vanguardias, Gangotena no pertenecía a la cultura literaria francesa y, como latinoamericano, no escribía sobre la realidad de su país de origen, lo que tanto en Francia como en Ecuador provocó cierto olvido de su obra.

Su poesía era un diario personal, la bitácora para un viajante donde el horizonte era la búsqueda de un astro que lo liberara de su angustia existencial. El trabajo literario de Gangotena puede ser abordado desde diferentes aspectos: por el contenido intelectual de sus obras, que llegan a tener espacios vastos que van desde las corrientes filosóficas y el estudio de Hegel hasta las teorías físicas de Einstein, por sus poemas dedicados a Marie Lalou, por cómo afronta la muerte en muchos de sus poemas con una prematura despedida, por sus amistades y dedicatorias en sus poemas o por su tensa relación familiar. Cabe resaltar que los sentimientos en su poesía están presentes y a la vez desconciertan y encantan al lector.

Este libro estará en manos de varios lectores: quienes deseen saber más sobre Gangotena, hayan escuchado sobre él y deseen leerlo, y quienes lo lean por azar, quienes poco o nada sabían sobre nuestro poeta. Bastará leer algunos de sus poemas para quedar seducido por el poder de esta poesía. Bastará no entender un poema del todo para empezar un camino de interés sobre sus obras. Su poesía nos ofrece la oportunidad de abordar al poeta que ha resurgido gracias a nuevas aproximaciones sobre su obra. El camino de un gangotenista comienza por la incertidumbre, por la descolocación, la fascinación y el desconcierto. Que sea este el comienzo de uno de ellos. Muchos gangotenistas imaginamos clases en colegios sobre literatura ecuatoriana donde el profesor toque el realismo social e interrumpa la clase con un rotundo «pero»: una conjunción adversativa introduciendo a Gangotena, un poeta ajeno y a la vez importante. Poesías recoge poemas y versos que podrían ser el comienzo de nuevos itinerarios para comprender la poesía ecuatoriana.

Marco Carvajal

[Colección: Varios - Materia: Poesía - Libro - Formato: 24 x 18 - ISBN: 9789978628102 - Fecha: 2015/06 - Páginas: 204 - Precio: 20 - Editorial: Pedro Jorge Vera - Sede Nacional - Quito]


Alfredo Gangotena

Alfredo Gangotena escribió, aproximadamente, entre 1916 y 1944. Empezó escribiendo en español bajo las marcas del modernismo; hacia 1922, viviendo en Francia, cambió al francés y escribió en esa lengua hasta los años treinta. Luego volvió al español, lengua en que escribió hasta su muerte. Gangotena se enfrentó a una incomprensión de su obra al no ser afín a sus contemporáneos ecuatorianos; no escribió a favor ni en contra del indigenismo, por ejemplo, ni fue un intelectual de izquierdas.

Su poesía, fuera del marco, era propia a él, un fascinante universo difícil de entender. El «exilio literario» en Gangotena traza el horizonte de muchos de los que abordamos su obra. En su poema Crueldades, Gangotena nos dice: «aprendo la gramática de mi pensamiento solitario». Es inevitable el deseo de adentrarse en los versos para comprender una poesía que nos lleva en direcciones misteriosas y profundas. Un lector de Gangotena se encontrará con varios obstáculos, que van desde la incertidumbre de una poesía que se mantiene hermética hasta la sensación de no entenderla. A pesar de ello, el lector no deja de desear entrar en el «yo» de Gangotena. «Vivir-entre-dos» es para Gangotena vivir en el exilio interior, centrado en la necesidad de encontrar una exégesis del ser donde la persecución del misterio sea la constante.

Materias

Administración (3), Antología (10), Antropología (10), Arqueología (1), Arte (33), Bibliografía (2), Biografía (12), Biología (2), Biomedicina (2), Botánica (1), Catálogo (3), Ciencias sociales (5), Cine (5), Compilación (10), Cuento (59), Derecho (4), Educación (16), Ensayo (99), Fauna (1), Filosofía (1), Geología y ciencias del suelo (2), Historia (65), Investigación científica y tecnológica (5), Lingüística (2), Literatura (28), Musicología (6), Narrativa (42), Novela (39), Poesía (225), Relato (35), Religión (2), Revista Cultural (3),

Años

2017 (21), 2016 (93), 2015 (97), 2014 (114), 2013 (70), 2012 (39), 2011 (53), 2010 (42), 2009 (43), 2008 (49), 2007 (30), 2006 (27), 2005 (13), 2004 (10), 2003 (5), 2002 (8), 2001 (2), 2000 (1), 1999 (6), 1997 (2), 1996 (1), 1995 (2), 1963 (1), (0),

Temáticas

Anécdotas, vivencias y algo más...

Autor: Alfonso M. Coronel Piña

Loja - 2016-02-10

Ver más

Cristales rotos

Autor: Carlos Santiago Quizhpe Silva

Loja - 2010-09-16

Ver más

Relatos del Colegio

Autor: Numa Pompilio Maldonado Astudillo

Loja - 2007-07-21

Ver más

Guanujo y sus Leyendas

Autor: Jorge Andrade Santamaría

Bolívar - 2011-07-12

Ver más

El Emprendimiento

Autor: Pedro José Rodríguez Vargas

Los Ríos - 2014-08-22

Ver más

Plan sistemático para el ingreso del Ecuador al foro del APEC

Autor: José Fonseca, Marcos Oviedo, Telmo Rodríguez

Los Ríos - 2016-02-26

Ver más

Visión y planeación turística: responsabilidad 1

Autor: Lcdo. Christian Rivera García, MSc, Ing. Marcos Oviedo Rodr

Los Ríos - 2016-04-13

Ver más

istoria calamitatis

Autor: José Aldás

Sede Nacional - Quito - 2014-04-30

Ver más

Cuentos Infantiles

Autor: Javier Bosmediano

Imbabura - 2016-04-21

Ver más

Socorra / Puerta cósmica del pueblo Cofán y Siecopai

Autor: Sánchezredrovan Medardo

Sucumbíos - 2010-01-07

Ver más

Faltas ortográficas

Autor: Eduardo Varas

Sede Nacional - Quito - 2017-04-28

Ver más

REDES SOCIALES


© Todos los derechos reservados Casa de la Cultura Ecuatoriana "Benjamín Carrión"
Sitio Desarrollado por Magno Coronel, MCSoftware