Un 'Fab Lab' prioriza el trabajo y la sociedad


Azuay, lunes 01 de abril del 2019
    

El término es aún desconocido para muchos, pero son lugares que, si bien no han dejado de lado los ingresos económicos, tienen una visión mucho más social en cuanto a la generación de espacios.

Que la arquitectura llegue a los espacios con menor acceso y que se entienda que, más que un medio de recolección de dinero es una vocación y un servicio, es el fin inmediato pero no utópico de este fab lab que nació hace menos de un mes.

Se trata de ‘Huma co-lab’, ubicado en la parte baja de la Galería de Oficios, GO, de la Casa de la Cultura Ecuatoriana Núcleo del Azuay, CCENA. Un espacio casi escondido en la Casa que despide un fuerte pero agradable olor a madera fresca.

Traducido al español, la palabra catalana ‘Huma’ significa “la mezcla del humano y la mano”. Y este es el principio de la iniciativa creada por los arquitectos cuencanos Juan Pablo Astudillo y Omar Guncay.

¿Pero qué es exactamente un fab lab?
Juan Pablo es de esos arquitectos que hace tres abriles viajó a la Costa luego del terremoto que afectó a Manabí, con el único propósito de construir dos escuelas hechas de bambú.

Desde la Ética, la Filantropía o como la gente prefiera llamarlo, su ideología es parte de un prototipo de vivienda social.

Esto, sumado al espacio físico, da como resultado un lugar de fabricación digital que parte desde la consigna del “hazlo tú mismo”. En ‘Huma’ existen impresoras de la más alta tecnología, donde a partir de un diseño se imprime cualquier tipo de objeto: desde una nave espacial a escala, hasta las piezas para construir una vivienda.  

Parece hasta un poco irreal, pero allí están exhibidos sobre los estantes; también hace artículos de madera: objetos de decoración, máscaras, juguetes y dos bicicletas que fueron fabricadas como ‘pruebas piloto’, pero que a futuro serán parte de una iniciativa que pretende producir las piezas y que los padres visiten el fab lab para que la armen junto a sus hijos. “Todo para recuperar el tiempo en familia”, explica Juan Pablo.

Titulación
Este laboratorio es mucho más que un centro de impresión y copiado, afirma Astudillo. Dice que es un espacio generador de conocimiento en el que pueden participar no solo arquitectos, sino además estudiantes, otros profesionales, niños, adultos mayores, y todos los que deseen.

Las membresías para hacer uso del fab lab van desde los 25 hasta los 190 dólares. “Un estudiante de cualquier carrera que incluya diseño, gasta en maquetas de 25 a 30 dólares al mes. Por la compra de una de las membresías, sus trabajos le salen prácticamente gratis en este espacio”, explica el arquitecto.

‘Huma’ cuenta además con una zona de exposición en la que se venderán los objetos que produzcan los usuarios y visitantes. La ganancia será para ellos. (I)

“Desde la academia nos han convencido de que no podemos construir algo. Un fab lab cambia esto”.

Juan Pablo Astudillo
Arquitecto y creador cuencano

Historia. En los fab labs se han impreso desde células hasta huesos. Además, la Medicina ha facilitado la impresión de tejidos humanos en estos espacios.

Economía. Al construir una casa desde el principio de fabricación digital, se ahorra un porcentaje considerable con relación a los materiales.

Mano de obra. Otro de los propósitos de ‘Huma’ es incluir la colaboración de la mano de obra local, en la construcción de los distintos objetos impresos.

La discusión y los problemas sociales también son parte esencial

El ‘Huma co-lab’ se divide en varios espacios. Uno de los más singulares es el que se desarrolla los jueves cada quince días. Se trata del ‘Té de Viejas’, una reunión de cuatro invitados que conversan con el público sobre temas que preocupan a la ciudad, como el acoso en el espacio público, la violencia de género, entre otros aspectos que buscan no solo el intercambio de ideas sino también la generación de propuestas.

En cuanto a problemáticas ciudadanas, Juan Pablo Astudillo y Omar Guncay trabajan en proyectos como la medición del aire y la contaminación ambiental en Cuenca, por ejemplo. El objetivo de esta propuesta es realizar un conteo en las principales arterias viales de la ciudad para saber cuántos carros y en qué horas se utilizan más dichas vías.

Con estas acciones le apuntan a la creación de “ciudades inteligentes” que, según Juan Pablo, apuntan a que los seres humanos se involucren en los conflictos del hábitat en el que se desenvuelven, a través de la búsqueda de soluciones. (I)

Este espacio público de la CCENA está reconocido por el MIT, en español, el Instituto de Tecnología de Massachusetts.


Noticias Provinciales

CCE-Loja firma convenio con UIDE
Loja - 2019-05-17

Concierto Tonal Guancavilca
Santa Elena - 2019-05-18

Exposición Tonal Guancavilca
Santa Elena - 2019-05-17

Expresarte Sumpa
Santa Elena - 2019-05-16

Ruta Musical de las Iglesias
Santa Elena - 2019-05-19

Ruta Musical de las Iglesias
Santa Elena - 2019-05-26

Ponencia en Argentina
Santa Elena - 2019-05-17

CCE-Loja presenta libro de Gladys Antonieta Rodas
Loja - 2019-05-17

Campaña de lectura Loja lee continúa acrecentando el territorio de lectura
Loja - 2019-05-17

Desfile por el Día Internac
Azuay - 2019-05-18

Conversatorio Radial por el Día del Museo
Cañar - 2019-05-17

Retrospectiva de cineastas ecuatorianos: Víctor Arregui.
Bolívar - 2019-05-17

Ciclo de cine peruano
Loja - 2019-05-13

Programación Día Internacional de los Museos
El Oro - 2019-05-18

Proyección de videos interactivos educativos y visitas guiadas al Museo por su día
Cañar - 2019-05-15

REDES SOCIALES


© Todos los derechos reservados Casa de la Cultura Ecuatoriana "Benjamín Carrión"
Sitio Desarrollado por Magno Coronel, MCSoftware