SEGURIDAD Y SALUD OCUPACIONAL
Radio CCE Radio Cultura fm Archivo Musical
Noticias
MARTÍN SÁNCHEZ: “LA CONDICIÓN ACTUAL NOS TIENE QUE INVITAR A REPENSAR EL CÓMO ESTAMOS RECIBIENDO LOS BIENES Y SERVICIOS CULTURALES, CASO CONTRARIO NOS VAMOS A ENCONTRAR CON REACTIVACIÓN MUY LENTA EN EL SECTOR, AUNQUE LOS DEMÁS SECTORES DE LA ECONOMÍA ECUATORIANA SE EMPIECEN A ESTABILIZAR”

Martín Sánchez director del Núcleo del Azuay participó en Zona Cultura, programa del radio Casa de la Cultura y CulturaFM sobre los acuerdos con artistas, gestores, promotores y productores culturales en un foro realizado el 14 de abril, en su provincia.

¿Cuáles son los acuerdos puntuales a los que llegaron ustedes en el foro?

Intercambiar ideas para tener una mayor amplitud de visión sobre todo lo que está viviendo el sector cultural en la provincia del Azuay.

Recibir ideas y propuestas con cada uno de los diferentes sectores de la cultura para elaborar un proyecto integral, sobre cada una de las ideas que ya existen y las que pueden aparecer

¿Cómo avanzan estas ideas que salieron a flote?

El tema de buscar plataformas y alternativas para la circulación de bienes y contenidos culturales, a través de formas digitales. Eso imperativo.

Estamos en una era tecnológica y hay que adaptar a la cultura a estos mecanismos. Nosotros ya teníamos avanzado, mucho antes de la emergencia sanitaria, pero ahora cobra mayor importancia tener una plataforma que permita no solo la puesta escena de contenidos a través de la plataforma digital, sino una plataforma de pago que permita que el artista cobrar por su trabajo.

Uno de los objetivos que tenemos como núcleo es movilizar a la economía estructural, y verle a la cultura como este eje de desarrollo sostenible, desde el económico, del cual vive muchísima gente, puesto que son sectores económicamente activos.

Replantear el tema de varios fondos que se tenía para festivales y otras actividades para que puedan integrarse a un sector focalizando, a quienes están afectados por la paralización del trabajo.

¿Qué tipo de convocatorias, que no se lo haga de forma tradicional, sino que se pueda dar apertura para que todos puedan tener acceso a esos recursos?

No solo se da en el ámbito de los presupuestos generales que tenemos las instituciones, esta iniquidad territorial se da a todo nivel, y esto incluye los fondos concursables que históricamente se quedan.

La concentración de proyectos y la visión de proyectos están focalizados para gente de la capital, y para la gente de nuestras provincias se ve afectada y alejada porque no entra en los parámetros de calificación.

En compras públicas, las pequeñas y medianas empresas no pueden participar porque no tienen las ramas de experiencia. Una de las cosas que nos hemos visto abnegados históricamente es al acceso a estos fondos, y varias cosas que plantea ahora el sector cultural es precisamente que si se va generar cualquier tipo de plataforma este focalizada en nuestro territorio y enfocada a la realidad territorial.

No podemos permitir que fondos concursables terminen cayendo en las mismas personas que siempre han tenido acceso, deben llegar a todos los gestores y actores que están requiriendo una propuesta.

No es lo mismo un actor cultural académico, caso de un escritor que trabaja dentro de la universidad y tiene una remuneración fija y el seguro social, en relación con un compañero que hace música o artes escénicas y vive de su trabajo diario y no tiene una remuneración estable.

 Vivimos en un mismo país, que se llama Ecuador, hay diferencias territoriales que tienen que ser precisadas, a la hora de movilizar los fondos públicos. En el caso de la provincia del Azuay, no es lo mismo la caridad y el formato de un proyecto en el cantón Cuenca como capital como en el cantón Oña o Santa Isabel.

Patricio Zamora del Ministerio de Cultura señaló en el foro que tienen el pedido del Ministro de realizar un plan integral para la reactivación del sector cultural, adelantó algunos temas como el de salud, fortalecer la resiliencia, en tres momentos como la emergencia que estamos viviendo, alternativas para ingresos y la reactivación del sector cultural a largo y corto plazo.

 ¿Cómo mira este planteamiento que hizo el compañero?

En primer lugar, hay que señalar que con el actual Ministro se tiene una relación cercana. Existe un canal directo. Contamos con un Ministro con el cual podemos dialogar, en un mismo lenguaje y que tiene sobre todo la dinámica de que el actor, artista, el gestor cultural es un trabajador del Ecuador y de la cultura, y eso nos permite articular planes y proyectos.

Desde el Ministerio se trabaja en una propuesta integral, de la cual estamos siendo parte y aportando desde la Casa de la Cultura Núcleo del Azuay, por eso es importante generar estos foros y espacios con todos los compañeros.

Tenemos que hacer un plan de mitigación y luego una segunda etapa para estabilizar y movilizar el sector; y una tercera etapa para reactivar como tal al sector.

 Hay que ser muy enfático, nos estamos enfrentando a una situación sin precedentes. Tenemos un país que se encuentra complicado económicamente y esto afecta directamente a todos los sectores.

 El día de mañana muchos negocios y sectores de la economía del Ecuador podrán abrir sus negocios y atender inmediatamente, en el caso nuestro planificar una obra, un espectáculo, un evento en un teatro lleva mucho tiempo de preparación, de promoción, meses para poder publicitar. Una vez que se activen las demás áreas económicas, cultura va a tener por lo menos de unos 3 a 5 meses, en los cuales aún no se va a reactivar al mismo ritmo que los demás.

La condición actual nos tiene que invitar a repensar el cómo estamos recibiendo los bienes y servicios culturales, caso contrario nos vamos a encontrar con reactivación muy lenta en el sector, aunque los demás sectores de la economía ecuatoriana se empiecen a estabilizar.

Se pudo escuchar a uno de los integrantes de este foro, el pedido de espacios del Núcleo de la CCE, para poder hacer visible el trabajo y hacer a través de las nuevas tendencias como son las Redes Sociales.

¿Qué piensa hacer usted con este pedido?

Muchos compañeros se vieron afectados cuando se cancelaron eventos. Muchos espacios estaban cedidos para temas de ensayos, talleres, de creación, no solo de puesta en escena. Todo esto está cerrado para una fecha próxima de apertura.

Nuestra decisión, en un primer momento fue que se suspendía toda actividad, pero a su vez se suspendía para que en el momento que se reactive poder tener como prioridad a los compañeros que actualmente tuvieron que cancelar sus eventos y que ya tenían hecho una inversión previa.

Crear un fondo para apoyar a los compañeros que perdieron sus recursos en sus producciones.

 Hay una propuesta de talleres virtuales para la ciudadanía, en los cuales se presentarán a través de la plataforma zoom, sin embargo, ¿Tendrá la remuneración justa que merece el compañero artista?

¿Cuál sería el mensaje para que la gente esté pendiente del arte, de la cultura y que quizá será una de las fortalezas para salir de la crisis económica que vive el Ecuador?

Lo bueno es que la cultura es dinámica y no se va a detener. Estamos entrando en una nueva forma de entender la vida y entender las dinámicas culturales.

 El trabajo de los artistas y gestores culturales, que sostienen la cultura, tiene que tener una visión de proyección, adaptarse a esta nueva normalidad y encontrar una oportunidad otra vez.

 Lo importante es tener disposición y buena energía para salir adelante y encontrar oportunidades en las crisis, y sobre todo que este es un momento clave para poder articularnos.

 Romper diferencias de todo el sector cultural para tener dos ejes claros, el uno exigir a toda entidad pública de todo nivel local, seccional como nacional que se respete y se mantenga tanto presupuestos como inversiones, y por otro lado, haya apertura y la variedad de contenidos para que fluya con mejores aires la economía de los sectores culturales.

Para mí toda crisis saca lo mejor de los seres humanos y cuando saca lo mejor tenemos oportunidades para crecer. Yo creo que en esta crisis vamos a crecer como sector cultural.